Contigo pan y palabras
Menu
Facebook Twitter Rss

Presente

2016-09-13 - Microrrelatos
Presente

 

Presente, siempre has estado presente en mi vida, aunque hace ya años perdí los rasgos definitorios de tu rostro. Tu recuerdo me ha enseñado que uno puede recordar la belleza, sin que ésta se encierre en un rostro concreto, la calidez de una sonrisa, aunque no se recuerden los labios que la dibujaron, la caricia de una voz, aunque se haya perdido su tono, intensidad y timbre. Tengo una imagen grabada en mi mente que no se ha borrado, ni creo que lo haga hasta el final de mis días, es tu mano delicada sobre la mía en aquella ocasión en que me consolaste por mi noviazgo roto.  Aquella caricia fue como una anunciación, vi un resplandor, como una anunciación de Fra Angelico, como si nuestra relación pasara del Medievo al Renacimiento, con una nueva luz, con un nuevo enfoque, de lo plano al modelado. Y precisamente en medio de aquella refulgencia, de aquella explosión de nuevas sensaciones, surgió aquello que nos alejó.  Hoy, cuando tengo mi vida hecha, con un hijo que hace tiempo abandonó el nido, rodeado de árboles que planté y con un libro publicado que sólo cuatro despistados compraron, vuelvo a recordarte.

 

# # #

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *