Contigo pan y palabras
Menu
Facebook Twitter Rss

Una escalera mortal

2018-04-02 - Microrrelatos
Una escalera mortal

Una escalera mortal

Jamás se me pasó por la cabeza golpearla hasta el momento en que la vi dormida junto a mí, bella mientras yo envejecía, lista, despierta, estudiada, con el éxito persiguiéndola, lejos todo su mundo de mi miserable vida de ordenanza de instituto, donde lo único que me agradaba era ver las piernas desnudas de las chicas, a las que yo deseaba y para las que jamás sería deseado. Yo llegaba amargado a casa, y la veía a ella satisfecha con todo, hasta conmigo. Me dolía más su amor que un desprecio. Por eso la empujé, señor juez, sólo por eso, pero no tuve intención de matarla.

# # #

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *